Vídeo: El Pez el nuevo jefe de la Familia Michoacana

Hurtado Olascoaga quien encabeza la lista de los 16 más buscados en la entidad, presuntamente tomó el cargo de líder de La Familia Michoacana.

Es el primero que encabeza la lista de los 16 más buscados en la Gaceta del Gobierno del Estado de México y por quien se ofrece una recompensa de hasta 500 mil pesos para quien dé información que lleve a su localización y captura.

Ismael Mario Zambada García "El Mayo"

Ismael Mario Zambada García (1 de enero de 1948), alias "El Mayo", "El M-Z", "El M Grande", "El Padrino" "El Quinto Mes" o "El Mes Cinco" es un narcotraficante mexicano y líder del cártel de Sinaloa

"El Mayo" Zambada inició su trayectoria en el narcotráfico en la década de los ochenta, en las organizaciones de Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo. Luego trabajó en la organización criminal de Amado Carrillo, "El Señor de los Cielos", en la cual ascendió hasta asumir su liderazgo tras la muerte de Carrillo.

En contraste con otros narcotraficantes, Zambada siempre ha procurado mantener un perfil bajo, lo cual le ha permitido permanecer prácticamente intocable frente a las autoridades mexicanas y estadounidenses durante más de tres décadas.

Los Caballeros Templarios

Los Caballeros Templarios es el nombre de un grupo criminal surgido en el estado de Michoacán. Anunciaron públicamente su aparición en marzo del 2011. 

Originalmente se planteó que sustituirían al grupo delictivo conocido como La Familia Michoacana; al paso de las semanas se señaló que se trataba de una escisión (separación) de dicho grupo. Su Líder actual Servando Gómez Martínez, Alias "La tuta" y José Antonio González "El Pepe"

El nombre de este grupo parece hacer referencia a la orden religiosa y militar de Los Caballeros Pobres de Cristo y el Templo de Salomón, fundada en Jerusalén para proteger a los peregrinos que acudían a los lugares santos durante la Primera Cruzada, alrededor del año 1118 d.C.

Detienen gente del CDG dedicada al ROBO de combustible en Jalisco, SLP y Guanajuato

Tras una investigación de seis meses, autoridades federales en coordinación con las fuerzas armadas desarticularon una red delictiva de robo de hidrocarburos.

En la que estaba involucrada una concesionaria de Petróleos Mexicanos (Pemex) que transportaba el combustible de la paraestatal y también el robado en tomas clandestinas por el crimen organizado.

El negocio era lucrativo al punto que los involucrados vendían hasta cuatro millones de hidrocarburo robado al mes a clientes en Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato. Lo anterior con posible con la complicidad de policías locales y se sospecha que también de trabajadores de Pemex, por lo que el caso sigue abierto.